Paradoja

A pesar de ganar menos, se pagará más por Ganancias

Economía - 14/05/2019

Se debe a que el Estado no permite elevar el mínimo no imponible y las deducciones. Las empresas también sufren el mismo sistema. La AFIP se muestra inclemente a la hora de apretar bolsillos para cobrar impuestos.


Un empleado soltero con un sueldo neto mensual antes de impuestos de $40.000, durante el primer semestre del 2018 y $50.000 de julio a diciembre -ajuste muy inferior a la inflación de 2018- tuvo un aumento en enero de este año del 20% -a $60.000.- y en julio se prevé un 17% -a $70.200, considerando el efecto aguinaldo, este año deberá pagar $63.995 por Ganancias.


El año pasado, abonó $30.087. La carga fiscal del año pasó del 5,14% al 7,56% de los sueldos netos cobrados, es decir se incrementó el 47%. Percibiendo un sueldo similar al de 2018 o incluso inferior en términos reales, deberá ingresar un impuesto mucho mayor como consecuencia de la insuficiente actualización de las deducciones y las escalas de Ganancias.


Asi lo dijo el especialista tributario Marcelo Conti -socio del Estudio Bertazza y asociados-, quien explicó que “en contextos de alta inflación, como el que viene padeciendo nuestro país desde hace muchos años”, el impuesto a las Ganancias de las empresas y de las personas debe aplicarse sobre los ingresos y las utilidades reales y no sobre las nominales obtenidas.


Esto se produce porque el esquema de actualización vigente -deducciones y escalas- se retrasa en términos reales frente a la inflación. Por ejemplo, el ajuste del 28,29% para este año 2019 resulta notoriamente inferior a la inflación que se prevé –las consultoras la estiman en el 40%-.


“Si los salarios se ajustan en niveles similares a la inflación estimada. La retención del impuesto será superior a la del año anterior por sueldos que no se incrementan en términos reales o que incluso pueden reducirse”.


“No sólo se abonará mayor impuesto que el ingresado el año pasado sino que muchos empleados que no tributaban comenzarán a hacerlo este año”, señaló Conti.


Los datos oficiales lo confirman. En enero de 2017, tuvieron retenciones de Ganancias 1.883.369 trabajadores y jubilados y en diciembre de ese 2.207.577. En 2018 pasó lo mismo: en enero tributaron 1.878.757 y en diciembre 2.219.616, a pesar de la fuerte caída tanto de los sueldos como de las jubilaciones. Y a pesar que se redujo el número de ocupados.


Este año, pagan Ganancias los trabajadores solteros en relación de dependencia sin hijos que ganen más de $38.301,85 netos y los casados con dos hijos más de $50.667,76. En el caso de los autónomos, los valores son más bajos.


Con relación a 2018, el ajuste del mínimo no imponible fue del 28,29%. En consecuencia, los trabajadores que durante el año obtengan subas de ingresos por encima del 28,29% tendrán mayores retenciones por Ganancias, aunque el aumento salarial sea inferior a la inflación que se pronostica superará el 40%.