Panorama semanal de Chaco

Peppo, Alberto Fernández y la vieja política

Política - 19/05/2019

No podía esperarse menos. Por primera vez después de la campaña electoral que lo llevó a la gobernación en 2015 Domingo Peppo volvió a hablar bien de Cristina Fernández. Esta vez para aplaudir la decisión de conformar una fórmula con Alberto Fernández en la que la ex presidente ocupará la candidatura a la vicepresidencia.

 

La jugada de mate en tablero que cambió diametralmente a partir de la decisión de la ex presidenta sorprendió no sólo a Cambiemos. También a la política en el Chaco que a partir de ahora se encuentra en una nueva disyuntiva.

 

Retrotrayéndonos a la jornada en la que los gobernadores del PJ, entre ellos el del Chaco, apoyaron la reforma previsional que representó un verdadero asalto a los ingresos de los jubilados en el país, Alberto Fernández le dedicó un durísimo reproche a Domingo Peppo. El mandatario local lo había incluido entonces al ex jefe de Gabinete entre los dirigentes que representaban la “vieja política”.

 

El 19 de diciembre de 2017 Peppo en su cuenta de Twitter saludaba temprano “Buen martes para todos, que tengan un excelente día”. Fueron apenas horas después de que el Congreso a sangre y fuego aprobara un brutal ajuste, similar al que aplicó en Peppo en el Chaco a los estatales.

 

Alberto Fernández, fue uno de los hombres más cercanos a Sergio Massa en la campaña de 2015, pero indudablemente venía tomando distancia. Massa era una referencia de la Alternativa Federal en la que se enroló Peppo y sus legisladores nacionales, especialmente Elda Pértile y Juan Mosqueda que votaron la reforma que pidió Macri.

 

El ahora candidato presidencial le contestó a Peppo también por Twitter. "¿El Gobernador del Chaco es pelotudo o su cinismo es más grande de lo que pensaba. En medio de tanta tensión se despierta y nos saluda como si nada pasara?", se preguntó Fernández.

 

Ese intercambio en la red social motivó luego ampliatorias de Fernández en distintos medios. Sin el exabrupto, aclaró, “Peppo se levanta a la mañana y dice 'buenos días, qué lindo día', cómo va a saludar así a la gente, es una tomada de pelo. Se despierta y pone en Twitter como si nada hubiera pasado, él es responsable de que le hayan sacado a los jubilados la cantidad de dinero que le han sacado", expresó.

 

Como por arte de magia, la vieja política quedó en el olvido. Ahora le tocó a Peppo hablar del anuncio de Cristina Fernández y de Alberto Fernández.

 

Lo primero que dijo fue “la decisión de Cristina Kirchner es un acto de grandeza para superar grietas y un aporte a lo que necesitan los argentinos para convocar a todos los sectores”. “No se trata de ganar una elección, sino de contar con hombres y mujeres que puedan gobernar y  reconstruir la Argentina”.

 

Pero además completó “Como lo dijo la ex presidenta, Alberto Fernández es un dirigente preparado para gobernar, con experiencia y gran capacidad de diálogo”.

 

De todas maneras el dato esencial que falta en el nuevo armado electoral nacional no es justamente este sino la decisión que esperan respecto del propio Sergio Massa. Si él acompaña o no, hasta el Gobierno de Macri entienden que es la clave de una resolución de las elecciones presidenciales en primera o segunda vuelta.

 

Las posibilidades son enormes. Tanto que ahora los gobernadores niegan que el recientemente reelecto Juan Schiaretti haya convocado a una reunión de mandatarios de Alternativa Federal.

 

En el peronismo, del otro lado podrían quedar Roberto Lavagna, Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey. El salteño sigue pensando como Peppo en 2017. Dijo que la fórmula Fernández-Fernández “es parte del pasado”.

 

La porción de la tercera vía es cada vez más pequeña, por eso empiezan a escapar sus integrantes.

 

Faltan todavía algunas definiciones importantes en la provincia. Jorge Capitanich felicitó la decisión de la ex presidente “Un gran afecto y respeto a @CFKArgentina por su gesto de grandeza y humildad política. Actos de grandeza para salir de la frustración hacia la esperanza” y agregó “Todos tenemos una responsabilidad en la construcción de un proyecto político, económico y social que nos permita vivir con dignidad. Todos tenemos que anteponer los intereses generales a los intereses personales”.

 

Falta saber cómo terminará definiéndose Gustavo Martínez que había calculado hace unas semanas que con un presidente como Macri lo mejor para la provincia era una reelección de Peppo, pero con una presidente como Cristina Fernández lo más conveniente era Capitanich.

 

Nunca previó que el peronismo pudiera tener otro candidato. Este escenario es tan sorpresivo que el presidente del Concejo de Resistencia todavía no publicó una línea en sus redes sociales.

 

Mientras tanto, Capitanich sigue en su campaña y los pronósticos indican que terminará yendo por fuera de la estructura oficial del PJ con un partido nuevo.

 

Pero una disputa entre Capitanich y Peppo en elecciones en boletas distintas podría generar otra catástrofe. El candidato radical Carim Peche corre serio riesgo de terminar tercero en una boleta de Cambiemos. Sería un desastre que todavía no está bien calibrado.

 

Falta conocer cuál será cómo se completará el cuadro con la elección de Resistencia. Martínez parece el candidato más fuerte de PJ en Resistencia. Leandro Zdero tiene serias chances si se presente. La inestabilidad de Aída Ayala es un factor desequilibrante para el candidato radical. La diputada nacional, con sus cuestiones judiciales a cuestas, ahora dice que quiere ir por la intendencia. ¿Será que está dispuesta a llevar al partido a una interna?

 

Es posible que Chaco deje de ser esta semana la única provincia que no tiene cronograma electoral y Peppo termine firmando el decreto que convoque a elecciones. Enterrado el proyecto de colectoras que había imaginado el Gobierno para tener alguna chance de reelección, el gobernador no tiene más remedio que firmarlo. Varias cuestiones terminarán definiéndose con su firma.

 

www.chacohoy.com