Bajo consumo

En lo que va del año, la carne aumentó un 25 %

Info General - 12/06/2019

Según un relevamiento realizado en diferentes carnicerías capitalinas, los comerciantes declararon que esta suba, en la primera mitad de 2019, disminuye la demanda y fomenta la búsqueda de cortes más accesibles.


Según un relevamiento realizado en diferentes comercios capitalinos dedicados a la venta de carnes, los trabajadores del sector declararon a este medio que en la primera mitad de 2019 la carne vacuna aumentó en promedio un 25 por ciento, los cortes de cerdo un 15 por ciento y a diferencia del año pasado, el pollo duplicó su valor.


Un comerciante declaró a El Libertador que mes a mes, los precios varían entre 3 y 5 pesos para los cortes más populares y en mayo, los cortes destinados a la parrilla llegaron a subir 10 pesos. "Parece poco, unos pesitos nada más, pero a la hora de realizar las compras por kilo, suma, más aún si tenés en cuenta que la gente lleva otras cosas que también tienen remarcación de precios y al final, se nota la diferencia", detalló el vendedor.


Por otra parte, esta situación viene de la mano de la disminución del consumo y el cambio de cortes por otros más accesibles. Un informe realizado por la Cámara de Industria y Comercio de la Carne, reveló que el consumo de carne vacuna desde principio de año disminuyó hasta alcanzar los bajos índices registrados en 2011, donde el promedio anual era de 49,5 kilos por habitante.


Es así que, según explicó un trabajador de un local céntrico, hoy el puchero, osobuco y rabo salen más que cortes como la paleta, cuyo precio llega a registrarse por encima de 230 pesos el kilo en algunos comercios. Lo mismo sucede a la hora de planificar un asado. Según los carniceros, los compradores consultan por qué cortes pueden llevar como opción a la tapa de asado, el vacío y la costilla, ya que oscilan por encima de los 250 pesos el kilo, al igual que la molida especial. Piezas tradicionalmente empleadas para hacer milanesas se han vuelto un lujo para el bolsillo, con la nalga, el cuadril y la bola de lomo entre los 250 y 300 pesos.