Como en Corrientes un juzgado de Santa Fe ordenó retrotraer el valor de la cuota de un plan de autoahorro a abril de 2018

Info General - 13/11/2019

La Justicia de Santa Fe retrotrajo a los valores de abril de 2018 la cuota de un plan de autoahorro de un usuario rosarino. Sin embargo, la medida cautelar se aplica solamente a un caso en particular, que corresponde al individuo que realizó la demanda.

 

La resolución ordenó a la concesionaria "realizar todas actividades que sean necesarias para retrotraer el valor de las cuotas correspondientes al plan suscripto a los valores facturados al mes de abril de 2018".


El juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de la Cuarta Nominación de Rosario también resolvió "suspender ejecuciones o el secuestro prendario hasta tanto recaiga sentencia firme".

 

Según contó uno de los damnificados, las cuotas rondaban los cinco mil pesos a principios del año pasado y por estos días superaron los 17 mil pesos.

 

La semana pasada ocurrió algo similar en Misiones cuando un juez tomó la misma determinación que en Santa Fe, retrotraer las cuotas a valores de abril de 2018.José Luis Casals, magistrado federal de Posadas, estableció que las cuotas deben ser actualizadas por el índice de la variación del salario y no por la inflación.


En septiembre se registró esta misma medida en Río Negro, cuando otro juez frenó el aumento de los montos mensuales a pagar por los suscriptores del plan de ahorro. Y ordenó retrotraer los valores de las cuotas a las del año pasado.

 

Los demandantes, que eran cerca de 80, denunciaron que la cuota del plan de ahorro les había aumentado un promedio de 120%, mientras que la inflación de 2018 es cercana al 50%, en tanto que los haberes solo se incrementaron entre un 15% y un 23%. Plantearon judicialmente que abonan cuotas de diez mil pesos, cuando en abril del año pasado pagaban tres mil.

 

Los jueces lo tomaron como un amparo colectivo, por lo que ordenaron delimitar la medida a “la composición del grupo de personas representadas por la presente acción en el colectivo que integran los usuarios de planes de ahorro con domicilio en la primera Circunscripción Judicial – art. 5 de la Ley 5190- suscriptos a la fecha con las entidades administradoras demandadas”.


Como medida cautelar, resolvieron “que retrotraigan el valor de las cuotas correspondientes a dichos planes a los valores facturados al 1 de abril de 2018” para todos los usuarios con planes con dichas empresas que se encuentren dentro de las ciudades de la primera circunscripción judicial.

 

En Corrientes se repitió el accionar judicial. El juez en lo Civil y Comercial N°12 de Capital, Pablo Teler Reyes, hizo lugar parcialmente a una medida cautelar presentada por doce titulares de planes de ahorro que solicitaron que se vuelva al valor de las cuotas que tenían en abril de 2018.

 

El magistrado decidió que, desde noviembre, los demandantes abonen lo que pagaban en agosto de 2019, cuando fue la última gran devaluación, después de las PASO, adicionando la tasa de interés del 25% anual.

 

También el Juzgado Federal de San Luis ordenó a 9 empresas de autoahorro para que "retrotraigan las cuotas de los planes a su valor en abril de 2018".

 

El jefe del programa de Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz explicó que la demanda que se presentó tiene como fundamento jurídico la Teoría de la Imprevisión que es una figura del Código Civil, y que se reclama la "falta de claridad" en el valor real de las unidades automotrices que puede llevar a los inversores puntanos a "perder sus autos", según informó Télam.

 

Unas 4.000 personas de San Luis se encuentran en esta condición, las que comenzaron a pagar un plan con cuotas de $ 2.000 y en la actualidad se les reclama $ 13.000, "con lo que esto significa para el ordenamiento económico de las familias puntanas".

 

La demanda se presentó en el Juzgado Federal porque las nueve agencias tienen domicilio en la provincia de Buenos Aires. No se aclaró cuáles fueron las empresas demandadas.

 

En Cordoba también reclamaron por la suspensión de los embargos de los vehículos ya entregados, cuyos propietarios no pudieron mantener las cuotas al día en función de las subas que sufrieron.