La Argentina federal y el proyecto de ley del nuevo INDEC

Política - 17/11/2019

El único productor de estadísticas no es el INDEC, pero en principio el uso de información estadística para la gestión pública resulta escaso.

 


No existen la neutralidad ni la objetividad en los diseños institucionales, no hay instituciones ideales. Esto es, existe un alto grado de intencionalidad por parte de los diseñadores que buscan cristalizar una determinada mirada del mundo y determinadas relaciones de poder.

 

Los mejores diseños institucionales son los que están en armonía con el resto del orden social en el cual se insertan.

 

En la Argentina federal cada provincia y la CABA poseen su propio Instituto o Dirección provincial de estadística (DPE); que forman parte del Sistema Estadístico Nacional del cual el INDEC es el ente rector.

 

Desde la gestión oficial se sostiene que las DPE son la columna vertebral del INDEC, sin embargo, cuando se analiza el proyecto de ley, a disposición en la página del organismo y sometido a consulta pública, el nuevo Instituto aparece invertebrado.

 

La Resolución 426/17, anterior al proyecto actual, redefine la estructura institucional y crea las Delegaciones regionales (NEA, NOA, Patagonia, Cuyo, Pampeana y GBA). La justificación oficial es la de acercar el INDEC a las provincias. Existen veinticuatro organismos provinciales de estadística ¿era necesario crear intermediarios? ¿la cercanía es solo un concepto físico? ¿Se consultó a las provincias sobre esta innovación en la estructura?

 

La jerarquía de quienes dirigen los organismos provinciales es superior a la de los Delegados del instituto ¿es posible acercar instituciones desjerarquizando los vínculos?

 

En dos años solo se pusieron en funcionamiento las Delegaciones NEA, NOA y Patagonia. Luego de su implementación ¿se realizó alguna evaluación sobre esta innovación institucional? ¿De esa evaluación participaron las DPE?

 

El INDEC acaba de realizar una Encuesta de Satisfacción de Usuarios y un Estudio de Imagen Institucional, son interesantes todas las dimensiones analizadas de esta valiosa iniciativa, sin embargo, es el perfil de los usuarios un dato llamativo: Los usuarios utilizan la información estadística mayoritariamente para actividades relacionadas a la investigación académica y/o divulgación científica (35,0%).

 

En segunda instancia, se aplican para la gestión pública y/o entidad gubernamental (30,6%), y en tercer lugar para las áreas referidas a estudios de nivel universitario, terciario o posgrado (30,0%).

 

Sólo el 30,6% es de la gestión pública. El único productor de estadísticas no es el INDEC, pero en principio el uso de información estadística para la gestión pública resulta escaso, y esto no se debe a ninguna gestión en particular o a todas en general.

 

Si bien no se pueden obviar los traumáticos acontecimientos de la intervención del organismo durante casi nueve años y la consecuente pérdida de credibilidad, ese bajo guarismo merece reflexionar sobre las posibles causas. La Argentina federal tiene una Administración Pública Nacional, 23 Administraciones Provinciales, más la de CABA y 2277 Administraciones Locales (Municipios y otras formas de gobierno) ¿produce el INDEC información estadística representativa que sirva de insumo para las Administraciones provinciales y locales?

 

¿Cómo rector del Sistema Estadístico Nacional (SEN) debe el INDEC generar información estadística para todos los niveles de la Administración pública? ¿los responsables políticos de las diferentes gestiones utilizan información estadística como insumo para la formulación de políticas públicas?

 

En el artículo 4 del proyecto presentado por el oficialismo, El SEN está integrado por el INDEC, los Servicios de estadística del sector público nacional y por los Servicios estadísticos del sector público provincial (DPE) municipal y de la ciudad Autónoma de Buenos Aires

 

El artículo 20 crea un Consejo del Sistema Estadístico Nacional como órgano principal de asesoramiento y consulta en cuestiones estratégicas para el desarrollo del SEN, sin embargo, cuando analizamos quienes integran ese consejo vemos que solamente existen miembros del Administración Pública Nacional (APN), el BCRA, representantes de las universidades públicas y privadas y la Sociedad argentina estadística entre otros.

 

Entre sus funciones están: Aprobar el Plan Estadístico Nacional pero también Evaluar las necesidades y prioridades de información de la Administración Pública Nacional en particular y de la sociedad en general.

 

O sea, hay un SEN integrado por servicios estadísticos nacionales, provinciales y municipales, pero en el Consejo las provincias no están representadas y además se priorizan las necesidades estadísticas de la APN.

 

En el proyecto presentado desaparece la articulación y coordinación con las DPE y los otros servicios estadísticos y la descentralización ejecutiva vigentes en el art. 3 de la ley actual 17.622.

 

Comenzando por la Res.426/17 y continuando con el actual proyecto presentado se observa un claro sesgo centralista, relegando a los estados federados a meros actores pasivos receptores de las decisiones estratégicas que afectan su propio desempeño estadístico pero definidas por una elite central.

 

El orden argentino es Federal el nuevo INDEC, rector del Sistema Estadístico debe estar en armonía él, debería poder satisfacer las necesidades básicas estadísticas de cada miembro federado, no solo brindando productos aptos para ello sino también transfiriendo, generando y fortaleciendo capacidades en cada uno de ellos.

 

Sin embargo, el federalismo no es solo una responsabilidad de la Administración Central, cada provincia debe asumir la propia, en relación a la Nación, pero también en cuanto a sus propios gobiernos locales. Fortalecer sus instituciones estadísticas, dotarlas de personal y presupuestos razonables, fomentar el uso de sus datos administrativos y darles visibilidad en sus propias administraciones provinciales y la sociedad toda.