Corrientes: Más enojos por la organización y presencias en el acto de Daniel Arroyo en Libres

Política - 21/11/2019

En medio de declaraciones, posteos, frases, memes y títulos de elevado tono, con “repudios” y desaires a los “traidores” del Partido Justicialista; continúan trascendiendo más enojos por la manera que se organizó; por las ausencias y las presencias que acompañaron la visita de Daniel Arroyo, el designado ministro de Desarrollo Social del próximo presidente Alberto Fernández.


Otro de los que disparó metrallas dialécticas cargadas de disconformidad fue el presidente del Concejo Deliberante de Gobernador Virasoro, Jorge Amado, cuya presencia no fue tenida en cuenta para el lanzamiento del Plan Argentina contra el Hambre realizado el lunes.


El concejal justicialista virasoreño, rechazó el “ninguneo” del que fue objeto al no haber sido invitado y criticó la actitud en el PJ provincial de “terminar con una cooperativa para iniciar otra”, donde todo para Jorge Amado “es más de lo mismo”.


Así continua el malestar por la organización y las presencias en la llegada de Daniel Arroyo a Paso de los Libres, donde el embajador de la situación fue, increíblemente, el resistido senador nacional Carlos Mauricio Espínola.


Desde aquella ciudad fronteriza trascendió que el intendente Martín Ascúa, recibió un fuerte mensaje, en tono de queja por parte de Amado, que se confeccionó en estos términos desde la lapicera del presidente del Concejo de Gobernador Virasoro.


“Gracias por el ninguneo. Pero vamos conociendo a los que dicen querer cambiar al Partido Justicialista. Soy presidente del Concejo Deliberante de Virasoro, no me invitaron pero si invitaron a intendentes que juegan con ECO; o sea el lema es ‘Terminar con una cooperativa e iniciar otra’. Más de lo mismo. Hoy me entero que fueron como invitados de mi ciudad, el intendente radical, el secretario de gobierno del PANU, un director Liberal y hasta la secretaria del Concejo. Mil gracias”.


Se demuestra nuevamente que la interna justicialista provincial está en plena ebullición.