Paso de los Libres: En la frontera de la solidaridad se movilizan por el pan dulce popular

Info General - 16/12/2019

Significativa fue la presencia de Daniel Arroyo, en la antesala de su ministerio de Desarrollo Social, presentando a fines de noviembre el programa nacional Argentina contra el Hambre. Fue eso, solo significativa para mucha gente, en la importancia de una foto a nivel político o de una intención de selfie meramente institucional. Porque en la realidad nadie en esos ámbitos se movilizó, por ejemplo en la propia Paso de los Libres, para empezar a implementar algunos mecanismos contra el hambre. Siguen brillando por su ausencia Provincia y municipio.


La honrosa y destacada acción, lo remarcan un grupo de solidarios vecinos auto convocados, nunca mejor expresada esta definición. Se pusieron inmediatamente manos a la obra y ya elaboraron la primera horneada del tradicional e importante Pan Dulce Navideño.


Por su origen libreño, fronterizo y solidario, bien podría ser considerado el ‘Pan Dulce de la Libertad’. Para empezar a liberar del hambre al correntino, porque la panza vacía azota y en grandes dimensiones por estas tierras.


Doblemente meritoria la actitud de estas personas auto convocadas en Paso de los Libres que entendieron que antes que decir es mejor hacer. Así lo hicieron, amasando la actitud de colaborar, hornearon la posibilidad concreta de entregarle algo al estómago de sus semejantes y distribuyeron un gran ejemplo de solidaridad.


No valen las palabras, las promesas ni las buenas intenciones. El hambre no espera y el camino demostrado por estos ciudadanos de Paso de los Libres, es un buen ejemplo para tomar la senda comunitaria que corresponde. Es una buena manera de empezar a decir Feliz Navidad y chau hambre. Felicitaciones y muchas felicidades. 

 

PAN DULCE PARA TODOS


(Proyecto socio comunitario)


Fundamentación


Quienes forman parte de este espacio, provienen de distintas expresiones de la vida política de nuestra comunidad, y en el marco de sus acciones sociales han encarado este proyecto a fin de cubrir una necesidad de hacer llegar a sectores, con considerables insuficiencias sociales y económicas, un aporte con Pan Dulce para estas fiestas de fin de año.


En un marco de una lamentable y sostenida carencia de Justicia Social en el país, esto ha sido repicado también en nuestra comunidad, donde muchos sectores de la misma han sido y son marginados, desatendidos, mal atendidos o escasamente atendidos en su necesidades básicas de subsistencia, y es en esos sectores que hemos puesto nuestro trabajo a fin de poder suplir, aunque sea mínimamente, esas carencias, atendiendo dentro de nuestras posibilidades esa situación, poniendo nuestro compromiso militante para hacerlo.


En este tiempo hemos aportado de diversas formas, (trámites en general, turnos para atención médica, traslados por razones de salud, aportes de medicamentos, ropa y calzados, mercaderías, etc.), y es que llegando este último mes del año, con la esperanza puesta en el nuevo gobierno nacional, se ha encarado una nueva actividad, la cual es poner en las mesas de estos vecinos el tradicional “Pan Dulce”, que cotejando sus precios en los comercios locales sería prácticamente, para ellos, adquirirlos por lo cual se ha puesto en marcha nuestro proyecto “Pan Dulce para Todos” como una forma para que esas familias puedan tener algo para festejar en medio tantas decepciones y desatenciones de sus gobernantes.


Es muy claro que a la decisión tomada, la debemos reforzar con otras complementarias, y es ahí que encontramos en otros compañeros, como lo son los Maestros pasteleros, mujeres y hombres en general, su aporte, en trabajo y recursos la complementariedad para hacer posible y realidad este proyecto, para que esta Navidad y Fin de año, aportemos, en esa gente, algo para compartir en la mesa familiar. Hoy hacemos esta tarea, tratando de suplir el desinterés que hacia ellos muestran quienes deberían atenderlos, contenerlos y asistirlos, y es entonces que por aquellos “que la Patria es el otro” ponemos manos a la obra.


Metas:


La meta impuesta es poder alcanzar las 400/500 unidades, de 400/500 gramos cada una, que serán distribuidas en alrededor de 70 a 100 familias y algunos comedores comunitarios de zonas periféricas de nuestra ciudad, lo que será posible de lograr mayores aportes financieros y/o en materia prima, que se sumen a nuestros aportes lo que permitirá entregar mayor cantidad o hacerlo en cada una de las fechas (25 y 31), lo que permitiría a poder alcanzar el objetivo totalmente.


Tareas:


Las tareas realizadas fueron de recopilación en terreno de las situaciones socio ambientales, cantidad de integrantes por familia, y cantidad de menores en cada una a fin de definir un reparto equitativo y tratando que alcance para todos, estando previsto realicen el reparto entre tres o cuatro grupos, para garantizar llegue en el mismo día a todos y cada una de las familias y comedores comunitarios.


Recursos:


Materiales: Horno a gas; Ingredientes; Mano de obra especializada; Envases, vehículos para reparto; Otros


Financieros: Aportes de integrantes del grupo, Otros aportes (si estos llegan la cantidad de unidades podrá aumentarse y repartir en las dos fiestas)