Covid-19 | Dejan cruzar a 17 turistas por Puerto Iguazú, pero quedan aislados en carpa del Ejército

Info General - 31/03/2020

Los 17 turistas que el domingo arribaron al puente internacional “Tancredo Neves”, en Puerto Iguazú, apenas unas horas después del cierre total del paso fronterizo, entre ellos algunos correntinos, finalmente pudieron ingresar este lunes en horas de la tarde y permanecen alojados en el centro de frontera argentino hasta tanto se coordine la forma en que serán trasladados a sus hogares. Todos aislados en el marco de la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus.

 

Por el momento las autoridades sólo permitieron que una joven embarazada completara los trámites y siguiera viaje a Córdoba. Los otros 16 jóvenes que retornaban de Estados Unidos y otros países con circulación viral, siguen sin saber cuándo serán trasladados.

 

Anabel Ojeda, oriunda de Corrientes, contó que “nos permitieron llegar hasta el centro de frontera pero no nos hacen el trámite migratorio y tampoco nos dan información. Nos habilitaron una carpa del Ejército para dormir, pero hace tanto calor que todos optamos por sacar los colchones y esta mañana nos despertamos empapados por el rocío”.


“Por suerte tenemos acceso al sector de los sanitarios y vinieron de Salud Pública para controlar que no tuviéramos fiebre y otros síntomas de coronavirus. Por suerte todos estamos bien y queremos llegar lo antes posible para aislarnos en nuestras casas”, agregó la joven que viajó a Estados Unidos a principios de febrero.

 

“Estamos casi en la misma situación que cuando no nos dejaban entrar al país. No sabemos qué va a pasar, hasta cuándo nos van a retener porque nadie nos dice nada. Encima estamos en una zona de circulación del virus del dengue, con lo cual corremos riesgo de contraer esa enfermedad estando acá”, se quejó Ojeda.

 

La joven y otros turistas volvieron vía Brasil y en el aeropuerto de San Pablo tuvieron que contratar un remís para poder llegar a la frontera, ya que están restringidos los servicios de ómnibus. “Nos cobraron 800 dólares para traernos hasta Foz de Iguazú. Ya estamos sin dinero. Hay gente que estuvo viviendo una semana en un aeropuerto antes de poder subir a un avión para retornar”, contó Ojeda, quien se convirtió en vocera del grupo.

 

Los jóvenes que siguen en el centro de frontera del puente “Tancredo Neves” son oriundos de Corrientes, Entre Ríos, Tandil, Rosario y Pergamino. El domingo habían denunciado que el cónsul en Foz de Iguazú les había pedido dinero para costearles el alojamiento y la comida pese a que el presidente Alberto Fernández dijo que el Estado se haría cargo de esos gastos.

 

La ciudad de Puerto Iguazú se convirtió en una de los principales vías de acceso de turistas que se hallaban en el exterior y retornaron por la rápida propagación del coronavirus. Se estima que fueron más de 7.000 las personas que cruzaron por ese paso internacional.

 

Muchos optaron por regresar vía Brasil porque ese país no cerró sus aeropuertos. Los viajeros llegaban a San Pablo o Río de Janeiro y desde allí abordaban otro avión a Foz de Iguazú, que llegó a recibir 38 vuelos diarios. Otros, en tanto, optaron por alquilar autos y manejar más de doce horas para intentar arribar al puente antes de su cierre, el domingo a la madrugada.