Sacerdotes son arrestados por celebrar Misa durante la cuarentena por coronavirus

Info General - 01/04/2020

En medio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, al menos tres sacerdotes han sido arrestados por celebrar Misas públicas, en un supuesto desafío a las órdenes del gobierno de suspender las reuniones religiosas durante la pandemia.

 

En Uganda, el P. Deogratius Kiibi Kateregga fue arrestado el 29 de marzo por celebrar Misa en la parroquia St Joseph en Mpigi. Según los informes, al menos 15 católicos asistieron a la Eucaristía.

 

El sacerdote es conocido en Uganda, sobre todo luego de que en 2018 se televisara su sermón en la Misa conmemorativa del músico ugandés, Mowzey Radio, quien murió a causa de las heridas sufridas en una pelea en un bar.

 

Los funcionarios locales señalaron que el sacerdote fue arrestado junto con otros siete católicos y fue trasladado a la estación policial de Mpigi.


“Fue encontrado predicando en la iglesia en contraposición a las órdenes del presidente”, indicó el comandante de la policía del distrito de Mpigi, Herbert Nuwagaba.

 

El sacerdote fue liberado después de que los fieles protestaron en la estación de policía, según informaron los medios locales.

 

El 18 de marzo, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, suspendió las reuniones religiosas y culturales durante al menos 32 días en un intento por detener la propagación de COVID-19. Uganda tiene actualmente 33 casos de coronavirus, según reporta la Organización Mundial de la SALUD (OMS).

 

En el estado de Kerala (India), dos sacerdotes, dos seminaristas, y tres religiosas fueron acusados ​​de violar las órdenes del Gobierno después de celebrar Misa en una capilla del seminario menor de la Congregación de Misioneros de la Fe en el distrito Wayanad de Kerala.

 

Los siete fueron liberados después de su arresto, con una advertencia de no repetir sus acciones, según señala UCA News.

 

El portavoz de la Diócesis de Mananthavady, P. Manoj Kakkonal, dijo a UCA News que el arresto “parece ser un malentendido”, porque la Misa en cuestión se celebró dentro de la capilla del seminario, donde residen los sacerdotes y seminaristas arrestados.


Según los informes, se llamó a la policía después de que los vecinos vieron a las religiosas llegar a la capilla.

 

Otro arresto tuvo lugar en Kerala el 23 de marzo, cuando el P. Paul Padayatti de la iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Koodapuzha celebró una Misa de réquiem a la que asistieron más de cien personas. Los funcionarios de Kerala también indicaron que hubo otros dos incidentes en los que las autoridades emitieron advertencias a los sacerdotes que celebraban Misa.

 

Hasta el 31 de marzo, India reportó 1.071 casos de COVID-19 y 29 muertes relacionadas con el brote, según la OMS.