Crimen de Fernando Báez Sosa: peritan las zapatillas de los rugbiers

Info General - 29/05/2020

A más de cuatro meses del crimen de Fernando Báez Sosa la justicia inició el análisis del calzado manchado con sangre que se les secuestró a los imputados.

 

Peritos de la delegación de la Policía Federal Argentina en Mar del Plata comenzarán este sábado con el análisis de las zapatillas manchadas de sangre que se les secuestraron a los 10 imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven que fue asesinado a golpes en la puerta de un boliche en Villa Gesell el 18 de enero pasado.

 

Más de cuatro meses después del asesinado en manada, ocho de los 10 imputados por el crimen siguen con prisión preventiva en el Complejo Penitenciario de Melchor Romero a donde habían sido trasladados en abril desde el Penal de Dolores para los peritajes psicológicos y psiquiátricos que luego se suspendieron por la cuarentena.

 

En los primeros estadíos de la investigación por el crimen de Fernando Báez Sosa la policía bonaerense secuestró ropa y calzado de la casa que los 10 rugbiers habían alquilado en Villa Gesell, y donde habían ido a dormir en la mañana del 18 de enero tras moler a golpes al adolescente de 18 años para luego bañarse y comer hamburguesas.

 

Ahora fuentes de la investigación informaron que se le hará una pericia scopométrica a las zapatillas, que comparará el dibujo de las suelas con la huella hallada en el rostro de la víctima.

 

"Se hace un cotejo entre la impronta del rostro de la víctima, que dejó un dibujo claro, y al cual se le sacaron fotos, con las huellas del calzado, y se hace todo un análisis de superposición de imágenes", detalló la fuente.

 

La pericia, además de los peritajes psicológicos y psiquiátricos para Máximo Thomsen (20), Ciro Pertosi (19), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (20), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20), habían sido solicitadas por la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Villa Gesell, quien lleva adelante la causa.

 

Los otros dos imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa son Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19), quienes fueron excarcelados aunque están imputados como "participes necesarios" del asesinato.

 

El resto de los rugbiers oriundos de Zárate fueron imputados como coautores del delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".